La estética facial con tatuaje o con micropigmentación ya está generando problemas en personas que se hacen pruebas de Resonancia Magnética (RM o MRI en inglés), debido al uso de las materias primas que se usan en estos tipos de maquillajes duraderos que, cuando como paciente se someten a una prueba de MRI

Aunque la resonancia magnética no usa ninguna radiación, ni ningún daño conocido a los tejidos y por tanto se evita el riesgo por daño celular respecto a otras pruebas con radiaciones, los compuestos en los maquillajes duraderos pueden estar expuestos a la abrasión o quemaduras debido al efecto los campos magnéticos: El poderoso campo magnético del sistema de la RM atrae los objetos que contienen hierro (llamados ferromagnéticos) y puede moverlos de forma repentina y con gran fuerza. Esto plantea un posible peligro para el paciente o cualquier persona que se encuentre en la trayectoria del objeto.

Los riesgos de quemaduras en las pruebas de RM son variados, siempre debido a la alta energía producida por los pulsos de radiofrecuencia. Los profesionales que realizan las pruebas (Técnicos o Radiographers) tienen en cuenta otras situaciones manejando prevención como esta guía: Guidelines to Prevent Excessive Heating and Burns Associated with Magnetic Resonance Procedures

En el caso de los tatuajes, el efecto que se produce es un ‘movimiento’ de las moléculas férricas. En el caso de que la zona anatómica de la prueba sea cercana al tatuaje (se le coloca al paciente una especie de jaula receptiva de ondas o antena) es más probable de que ese movimiento sea mayor, y en contacto con la piel se produce un rozamiento y, por tanto es probable que haya microquemaduras de diferente grado, según la cantidad de material férrico.

permanent-makeup

Para que se entienda el ejemplo con estos casos: un olvido de quitarse pendientes metálicos ha podido producir desgarro en el lóbulo o zona de agarre del pendiente en la oreja. También existen casos de daños en los ojos cuando pacientes tenían una esquirla de metal en el interior del hueco ocular, en algún lado del globo del ojo.

Esta publicación en el NZ Herald (‘Permanent makeup’ led to facial burns, 06 July 20169) describe que dos mujeres sufrieron quemaduras faciales vinculadas a “cosméticos permanentes” cuando fueron a una resonancia magnética y sólo unos segundos antes de que sufrieran dolor severo alrededor de ojos y los labios, sus pruebas tuvieron que ser detenidas. La piel quedó temporalmente roja e hinchada”.

Es curioso que el Dr Quentin Reeves, portavoz del Colegio de Radiólogos de Australia y Nueva Zelanda, expresase que sólo conocían 10 casos de este tipo en 30 años de práctica,”el riesgo de daño permanente es extremadamente bajo (en el paciente y tras la prueba de RM). La mayoría de las veces las sensaciones de ardor o prickling se pueden controlar con toallas húmedas sobre el tatuaje”, porque el incidente se asoció con el óxido de hierro en los pigmentos del tatuaje.

La pregunta que nos hacemos los profesionales de la Radiología es: ¿La industria del maquillaje duradero seguirá elevando la inclusión de materia prima férrica o aplicará otros elementos pensando en esta situación que puede ir en aumento debido a que más personas deciden estas elecciones estéticas para su cuerpo?

4

Diferencias entre tatuaje y micropigmentación

En la duración, el tatuaje es permanente frente a la característica semipermanente de la micropigmentación.
Y en la profundidad de la piel, los tatuajes son más agresivos porque las agujar pueden llegar a una profundidad de alrededor de 2 mm por debajo de la piel, mientras que la técnica de micropigmentación, la aguja (demógrafo) penetra sólo entre 0,2 a 0,5 mm y está diseñada especialmente para zona del rostro por la calse tan fina de la piel que tenemos en la cara (párpados, ojeras, cejas, labios, etc). Este es el principal motivo por el cual un tatuaje tiene mayor duración en el tiempo, pero con el paso de los años se comienza a producir un efecto borroso del tatuaje a causa de la dispersión en la piel.

Por esta razón, el maquillaje en la piel de la cara está en contacto con estructuras finas y por tanto con más riesgo de abrasión, quemazón o dolor en la prueba de RM.

Al margen de los riesgos que se producen al atravesar barreras de protección (piel y/o mucosas) cuando acarrea problemas de infecciones en los tatuajes – en la micropigmentación es mucho menos arriesgado, el abordaje de este artículo también afronta el uso de los materiales.

4929073

Materiales para maquillajes duraderos

La industria del maquillaje permanente fabrican con materia prima, en su mayoría, elaborados con oxido de hierro y dióxido de titanio. El oxido de hierro es un metal que dependiendo del tiempo de cocción, la temperatura y la forma de enfriamiento, nos ofrece una gran variedad de tonalidades marrón. Para los pigmentos de cejas y párpados, este compuesto químico se considera seguro. Su molécula es estable y se considera inocua. El dióxido de titanio, un metal blanco y denso, nos da la opción de aclarar el hierro, incluso hacerlo más estable, también éste se supone inocuo. (1)

Referencias:

1 (Artículo Características de los pigmentos usados en micropigmentación. Autor Alfredo González, en Sistema AG).

Guidelines to Prevent Excessive Heating and Burns Associated with Magnetic Resonance Procedures

Anuncios